Hora muerta (y otros cuentos de terror)

La mano está helada.

Y se niega a soltarte.

En la oscuridad de la noche los sueños inquietos se agitan en el subconsciente como un nido de arañas. Pero a veces algunos parecen ir un poco más allá. Porque puede que, al fin y al cabo, no todos sean sueños.

Atrévete a adentrarte en esta colección de cuentos de terror.





Lee las primeras páginas: